30.11.11

Autoescuelas dirigidas por señores que jugaron de pequeños a los coches

Si yo me quisiera sacar el carné de conducir (que es un suponer porque lo tengo desde hace así como una década) en la Red automóvil club de Cataluña en Zaragoza pagaría 850 euros. En cambio si conmigo se apuntase mi amigo, pongámos para esta ocasión, Luis, él pagaría 665 euros. En este supuesto que hago, yo y mi ficticio amigo Luis deberíamos tener entre 18 y 22 años.
Bien, pues así están las cosas. Esta mañana he visto esta admirable noticia que si bien hoy es 30 de noviembre pudieran bien haberla dejado para el 28 de diciembre y evitarnos así a alguna la úlcera de estómago que tendremos de aquí a unos años. A continuación copio el párrafo que más me gusta de esta noticia por contener en varias líneas una condensación bastante interesante de tópicos:

Carlos Bricio, presidente de la Asociaciòn de Autoescuelas de Zaragoza y propietario de algunas de las que realizan esta oferta, ha negado que se trate de un acto discriminatorio. "Nada de eso, nos basamos en las estadísticas. Según las cifras de la DGT, una mujer necesita hasta un 50% más de clases prácticas que un hombre. Ofrecemos paquetes y cobramos igual por clases, pero si ellas necesitan tener más, por supuesto que pagan más". Bricio ha negado un trato discriminatorio. "Insisto en que nos basamos en estadísticas. Un chico desde pequeño ya juega con coches; ellas con muñecas. Es normal que tengan más facilidad para conducir, porque apenas pueden sacarse el carné ya están en ello". La UCA considera que estos datos en los que se basa la oferta "son discriminatorios y deben ser eliminados".

¡Madre mía! lo que jugué yo con coches, trenes, indios, vaqueros y geyperman con mi hermano mayor para que ahora me digan semejante afirmación. Hasta era una as conduciendo un coche en nuestro scaletrix. Cierto es que hoy en día tengo mis historias aparcando en línea, me llevo alguna que otra pintura de parking en el lateral de la puerta trasera de mi coche pero, oye, igual no jugué las demasiadas horas, ya que debía también de hacer mi cama y poner la mesa.


Pero sigamos así, continuémos pensando que una mujer por el hecho de serlo tiene su capacidad INNATA para, por ejemplo, planchar porque jugó con sus muñecas en la infancia y no la tiene para conducir porque de todxs es sabido que las niñas no juegan con coches, sólo esas que fuimos niñas muy raras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario