13.12.11

Dandysmo y Contragénero

A tan sólo unas semanas para viajar a Barcelona, casi expresamente, para ver la exposición sobre la artista Claude Cahun en el Palau de la Virreina buscando por internet más información sobre esta muestra me he encontrado con otra artista interesante; Romaine Brooks. La cual a su vez me ha guiado hasta esta tesis de Gloria G. Durán sobre el dandysmo como práctica de transgresión de género. Como he sentido una fascinación inmediata comparto mi discubrimiento con ustedes para quien quiera pasarse largas horas enfrascadx leyendo sobre temas que normalmente no se estudian en los libros de arte. Desde aquí, nuevamente, reivindico que los microrrelatos sean los discursos educativos del presente. Realmente las ausencias de este tipo de historias( tan personales como políticas) en la enseñanza dejan de lado un aprendizaje muy importante denotando con ello que ciertos temas causen un vacío existencial y experiencial bastante preocupante.


Romaine Brooks centró su particular búsqueda de la belleza en el cuerpo andrógino. La autora Whitney Chadwick en su libro "Mujer, arte y sociedad" (mi librito adorado) habla de ella como una de las artistas (ya que no fue la única) que en el París de los años 20 pinta su autorretrato vestida de esmoquin con "facciones cansadas" quizá por el dolor que el traje masculino produce en y dentro de la figura femenina. Los tipos femeninos de Brooks son parte de una producción nueva de imágenes del cuerpo femenino a comienzos del siglo XX.


Estos temas por orden general cada vez que salen causan polémica, contradicciones, y mal entendidos. Además todo el mundo siempre se cree con el derecho de opinar sin saber precisamente de qué está opinando. No hace mucho mi colega Zelda y yo hablábamos sobre algunas "pobres incautas" que presumen, discursivamente hablando, del hecho por ejemplo de no llevar pendientes como una actitud "masculina" dentro de su femineidad, claro está.

Así mismo el dandysmo (aunque yo no lo he practicado nunca) me parece la acción performativa más transgresora para alterar y desbarajustar todo aquello sobre lo que se asienta y permuta (a la vez naturalizándose) los parámetros y ambivalencias sobre el género.



* el título que da pie a este post está tomado de la tesis del mismo nombre de Gloria G. Durán.
* la imagen es una reproducción de la obra Self-portrait (1923) de la autora plástica Romaine Brooks.

2 comentarios:

  1. Pufff cuantísima información! Menos mal que has teniod a bien linkearla y dejarla aquí en tu blog por los siglos, porque unx ahora no está para estudiar más cosas. El asunto del "dandysmo travesti" se me figura un poco como el "protodrag", pero quizá en eso ellos -los ellos más ellas, claro, pero los ellos de entonces- llevaron como siempre la voz cantante. Sigo sin tener claro -salvo casos concretos, claro- que esas trasgresiones no respondieran más a meras cuestiones sociales, más que de género, relacionadas más con la desobediencia civil, la independencia y la reivindicación -incluso la burla del hombre, en muchos caso- que con un deseo expreso y manifiesto de devenir el género de un modo, digamos, "ontológico", por decirlo de alguna manera. Pero, en cualquier caso, pusieron las primeras piedras travestis que hoy todavía usamos como cimiento de lo que (de)viene (de)generando el género.
    Gracias por compartirlo de nuevo, sigo dándole vueltas...

    ResponderEliminar
  2. Por lo poco que he leído sobre este tema (mis referencias son más bien las que manejo artísticamente hablando) se que muchas artistas precisamente de esta época, de principios del siglo XX, pusieron en marcha con la actitud del dandysmo todo un despliegue de medios para ir en contra de la construcción cultural de la feminidad a la que les tocaba por educación y tradición. Casi todas ellas eran de familias adineradas y aristocráticas y con su vida (convertida curiosamente en objeto de arte en sí misma) y actos quisieron derrocar lo que les era impuesto a través de la vara de medir de una sociedad burguesa con sus refinados gustos y gestos incluyendo la doble moral y todas esas falacias del aparentar. Me atrapan estos temas y me siento tan enganchada que me parece que la fascinación y el entusiamo me van a llevar a devorar esa tesis...

    ResponderEliminar