30.12.11

consejos vendo que para mí no tengo

Qué digo yo que si la iglesia católica apostólica romana y la familia (que no familias) no tendrán parroquias, catedrales, iglesias, ermitas dónde reunirse tranquila y apaciguadamente hablando y resolviendo parte de sus grandes problemas sobre cómo otrxs nos estamos cargando su imagen ideal de la vida.

Me petrifica ver como Madrid se paraliza por completo para sus reuniones a lo grande. Para hacerse bien notar, para hacer notar que nos necesitan para tener algo a lo que agarrarse para darse publicidad en un mundo que les da la espalda. ¿Qué bien vivíais en la Edad Media y en la época franquista, a qué si?

A mí para que engañar me molesta la familia. Me irrita la familia así en singular, esa familia que invisibiliza, señala, juzga, muerde, discrimina y odia al resto de las familias en plural.

Sobre la iglesia católica, apostólica y romana sólo diré que dejen de decir al resto lo que tienen que hacer, que barran en su casa que tienen muchas cuestiones que reparar. Y que dejen de hablar de la familia en singular, ¿por que ellxs entonces tampoco son familia según el concepto que ellxs mismos defienden? Ellxs tampoco pueden por lo tanto divorciarse, ni supuestamente tener abortos, así que que dejen de mirarse el ombligo y opinar de todo. Lo de predicar con el ejemplo a veces paradojicamente lo olvidan. Con respecto a su deseo homosexual constante y morboso lo dejaré para otra ocasión ya que esto es digno de unas líneas aparte.

Insisto en que repasen y hagan exámen de conciencia sobre sus grandes asuntos pedófilos, sus ansias de poder y riqueza, y sus odios a cierta humanidad que no son ni queremos ser como ellxs, si no precisamente todo lo contrario, queremos estar tan lejos de ellxs que nos es un dolor verlxs ocupar y apropiarse del centro de Madrid.

Y...que vivan, que vivan las familias plurales, las homoparentales, las monoparentales, las familias que abren sus puertas, las familias que aman a otras familias distintas, las familias que saben vivir y dejan vivir, las familias que piensan con la cabeza y no dejan que nadie ni nada se entrometa en sus maneras de organizar sus vidas y las de sus familias.

Del feminismo a la ignorancia hay sólo un paso

Esta mañana he recibido un mail de felicitación del año nuevo. Hasta aquí nada extraño. Lo "normal" de estas fechas. Lo curioso de esto es que está escrito por una profesora, cuyo nombre lo dejaré en el anonimato, que comienza a escribir usando el los/as, en todos/as las palabras que lo precisan para hacer su énfasis de lenguaje inclusivo y su distinción de género. Pero en la tercera línea bruscamente abre un paréntesis y avisa que-copio palabras textuales-va a dejar de ser feminista en el tratamiento porque es muy cansado.

Ole, ole y oleee. Así se habla y se escribe, con propiedad, estilo, elegancia y sobre todo, sobre todo, y ante todo sabiduría y conocimiento de los discursos feministas.

Hay mujeres que creen que el feminismo es de quita y pon, que es una corriente de la época magdaleniense, o que se utiliza en determinados momentos para querer aparentar ser guay y comprometida  y también que es algo de señoras mayores pasadas ya de rosca. O tal vez es de tipas raras, feas, que no se soportan así mismas y odian a todos los hombres por sistema.

Por supuesto que no debo olvidarme de esas que dicen: Yo no soy feminista pero....y empiezan con un sinfín de peros y cientos de condiciones. Como si ser y declararse feminista estuviera fuera de la ley o fuera una locura de histéricas reprimidas o algo casposo y rancio. También puede parecer que es algo que hay que decir en bajito y con cierta agonía lastimera, por supuesto que sólo a gente muy allegada.

Siempre tengo la sensación, además, que el feminismo no es algo que interese a lxs jóvenes, ellxs creen que esas cuestiones son viejos fantasmas del pasado, algunxs no son capaces de ver más allá de la cortina de humo por dónde asoman los micromachismos.

Y yo mientras me pregunto qué sería de todas nosotras sin los movimientos feministas, sin esas mujeres que nunca dejaré de decir que se dieron, se dan, nos damos y se darán de ostias para que otras tranquilamente puedan obtener derechos y privilegios mientras todo esto pasa ellas, las no feministas para nada, hablan tonterías sin saber, sin preocuparse lo más mínimo en qué son los feminismos y cómo pueden cambiar tu pequeño mundo. En cómo ser performativa y vivir relajada con una misma.

No se despeinen señoras que siempre habrá peluquerxs.

28.12.11

Odio e ignorancia= R. Cohen

Sólo diré que alguien que está sano no es posible sanar ya que es redundante. Lo cual me lleva a la lógica (y mira que de eso yo sí que no entiendo mucho) que el problema lo tiene el propio R. Cohen que no se acepta y que prefiere seguir no sé que de una "línea recta" (palabras textuales- traducidas del propio autor)para abandonar el camino torcido. Este psicoterapeuta estadounidense  tiene una empanadilla revuelta bastante grande en su cabeza. Lo que debería hacer es resolver su historia consigo mismo y luego con los demás, perdonarse, quererse y dejar de publicar libros contra sentido común, contra la libertad y contra la humanidad. Acaso puede que su mediocre libro (que no voy a hacer publicidad) vaya sobre lo que él no se puede decir así mismo. Pero la proyección en los demás del miedo propio no está nada bien, querido Cohen, eso sí que te lo deberías curar. y luego sanar. Le aconsejo fervientemente que escriba en un diario íntimo que luego guarde debajo de unas camisas dobladas en un cajón de la cómoda de la habitación del desván, pero que a los demás nos deje vivir tranquilamente nuestra sana y maravillosa homosexualidad.



Señor, Cohen, señor Cohen, no le dé más vueltas, acéptese tal cual que ya tiene 58 años y la vida pasa pronto.

No trate de curar a quiénes no estamos enfermxs, cúrese así mismo, lo necesita. Y por favor, tampoco trate de comprendernos, no hay nada que explicar.



A las distribuidoras, editorxs, y librerías que acogen o han acogido en sus estantes este libro(por llamarle de alguna manera) les diré que la mediocridad aunque no tenga fronteras, por favor, revisen su política comercial. No todo vale, hay que hacer criba.



No malgastemos el tiempo y los recursos. Hay tantas cosas en el mundo por arreglar, tantas enfermedades sin cura aún, que andar con este tipo de juicios sobre falsedades raya ya el punto máximo de la extenuación.


27.12.11

Lo importante es el término, precisamente.

Esta mañana me he levantado con esta noticia . Se me han quitado las ganas de desayunar. Se me ha puesto la piel de gallina y una bola en el estómago. 

 
Y ahora, toda ufana, dice que da igual el término que se le de a la violencia machista.


No da igual para nada. Cambian mucho las cosas usando una u otra denominación. Todxs sabemos que el lenguaje se usa para concretar, definir, incluir, excluir, nominar o INVISIBILIZAR. Por supuesto señora Mato que no da igual. No da igual que a usted le trate de señora que de chabacana, por supuesto que no es lo mismo, ni da igual. Hablemos con propiedad, designemos con sentido común y no hablemos de esto como un asesinato cualquiera, entendiendo que ningún asesinato es algo banal, hablemos con propiedad y siguiendo casualmente las propias palabras de su Presidente Rajoy "al pan, pan y al vino, vino" pero visto esta que "dime de qué presume y te diré de qué careces". 
Mato no está haciendo bien su trabajo. Y ¿de qué me sorprendo? ¿no lo veíamos venir? La respuesta es SÍ. Las palabras COBARDIA y POCA DIGNIDAD y por supuesto sin total falta de escrúpulos se me vienen todo el rato a la cabeza con este gobierno y más concretamente con esta señora ministra.


Insultante, aberrante, depravado y catastrófico es llamar a las VIOLENCIAS MACHISTAS con un eufemismo; violencia en el entorno familiar.

Empezamos muy mal ministra, muy mal.  ¿Cómo puede ser tan calculadora, obscena y sinvergüenza?

Usando la expresión  violencia en el entorno familiar, ANULA POR COMPLETO LA VIOLENCIA QUE SE EJERCE CONTRA LAS MUJERES rebotando exclusivamente el problema en el entorno que se produce, es decir, el familiar.


No da igual para nada.


Quiero al frente de este tema a alguien concienciadx, valiente, autónomx, sabix, reflexivx, activista, quiero que de una vez por todas, que ya está bien, ya está bien, se deje de victimizar, y de maltratar al lenguaje. Llamemos a la cosas por su maldito nombre y dejemos de tratar a todo como si fueran unos hilishoss de plashstilina.


Lo peor de todo es que no lleva ni una semana siendo ministra…


22.12.11

Quisiera ser tan alta como la luna

De 14 puestos en el Ejecutivo sólo 4 son mujeres. (en mi retina perviven para mi desgracia ocular, imágenes de Rajoy rodeado siempre de mujeres, esas que se dedican a la política aunque implícitamente siempre estén de forma que no molesten, es decir, decorativamente hablando, sólo posando con sonrisa y aspecto-actitud monjil para que nos ilustren así mejor y nunca nos sintamos del todo alteradxs)

Ayer por la noche en el canal de televisión española 24 horas, ellas LAS POLÍTICAS fueron definidas como discretas y moderadas. Al parecer es algo muy prestigioso, y ya si eres mujer y política igual hasta obtienes con mucho sudor alguna pequeña recompensa. Ellos no tienen por qué ser discretos y moderados. Pueden tranquilamente desmoderarse y ser extravagantes que no hay nada que un buen traje y una elegante corbata no puedan esconder. Con lo que llego a la conclusión, no sin después mucho meditar en las mayores de mis discreciones,  que en el contexto político en boca de algunos medios de comunicación priman una vez más ciertas concepciones rancias y estereotipadas de lo que debe ser una buena mujer más si ésta está en un alto cargo político.

La virgencita todo lo ve y todo lo sabe.

Como las mujeres de los presidentes, siempre son definidas como discretas, como mujeres que no molestan a la gran figura de su marido: el presidente. Todavía mi retina recuerda a Elvira Fernández en el balcón de la calle Génova, el 20 N, con esa mirada de cordero degollado, sufriente y pesadumbroso. Ellas siempre son mejor vistas si están en la sombra, como de apoyo incondicional, aguantando de pie además y sobre viento y marea todos y cada uno de los problemas en mayúscula de sus poderosos maridos. Que no se les ocurra abrir la boca no vaya a ser que quien sale de las sombras lo haga con una vela para iluminar.



Ellas son siempre discretas. Como dios manda.

20.12.11

Me quedo con la Etxebarría

Aviso de que voy a ser bastante pedante con lo que cualquiera que lo considere desde ya puede dejar de leer.


Ante la masiva avalancha de comentarios destructivos que a través de twitter han puesto (una vez más) a Lucía Etxebarría en entredicho me declaro a su favor. La polémica esta vez (ya que al parecer casi siempre es vapuleada o jaleada) tiene que ver con unas declaraciones que hizo cuándo se enteró que su último libro "El contenido del silencio" tenía más descargas ilegales por internet que libros vendidos de forma legal. Diciendo que iba a dejar de escribir. A partir de ahí hay mucha gente que parece que ha salido de un charco de ranas.


He de decir que tengo todos y cada uno de los libros de esta escritora en casa y que cada uno me ha gustado de una forma diferente porque quizá los leí justo en el momento que debí hacerlo. Sí, tuve esa suerte, o ese flechazo, según se mire. Creo recordar que el primero fue "Beatriz y los cuerpos celestes" ya hace como muchooosss años y el último "Lo verdadero es un momento de lo falso". Tengo encargado el último libro así que lo leeré en cuánto me libere de todo lo que tengo que leer diariamente que no es poco.


Me gusta como escribe, me atrapan sus historias, y me enloquecen algunos de sus personajes. Sus libros me los he devorado en cuestión de días y algunos me han dado mucho que pensar, rumiar y soñar. Alguno me lo he leído más de una vez, soy así, sí, ¿qué pasa?


Soy bastante librófila y mi hogar está lleno de libros, quien entra en mi casa verá libros por todas partes, prefiero un libro a casi cualquier otro entretenimiento exceptuando el cine. Además también paseo frecuentemente por las bibliotecas casi siempre tengo un libro de préstamo. Y en una librería puedo ser una perdición. Algunxs lo gastan en ropa o en copas yo prefiero la cultura.


Entiendo perfectamente que una escritora defienda su derecho a proteger su trabajo. Yo también vivo de la cultura y se lo que hablo.


Para mí es una de las mejores escritoras. Puede que sus obras no sean literatura de excelencia pero ¿acaso quiere ella que lo sean así? o ¿acaso todo tiene que ser sublime? ¿acaso es necesario que lo sean?


ME QUEDO CON LA ETXEBARRÍA, sin duda. Sus novelas me merecen mi más sincera enhorabuena y desde aquí le digo que a mí leerla me ha generado mundos experienciales que me han abierto puertas a mí misma.


Suerte Lucía y leeré tu próxima novela en formato libro vendido en la librería dónde siempre compro libros por navidad.

15.12.11

Poner puertas al campo: 1º de básica del heteropatriarcado

Esta mañana he estado muy entretenida, perpleja y aburrida;

Discursos de varixs niñxs de 3º de primaria frente a la narración de varias imágenes procedentes de la cultura visual con la intención de desarrollar la subjetividad y la interacción de las cosas cotidianas:

Las lesbianas son mujeres feas o gordas, o ambas cosas a la vez, ya que están con otras mujeres porque ningún hombre estaría con ellas.


Los gays son hombres a los que las mujeres no les interesa.

¡cuánta contención de contenidos en tan sólo tres líneas! Y cientos de años aún para deconstruirlas. Y a mí siempre me pillan de sorpresa o como esperando invitadxs a comer a casa sin tener la mesa puesta.

Moraleja: ellos siempre son y están, siempre deciden, explícita o implícitamente, consciente o inconscientemente.

13.12.11

Dandysmo y Contragénero

A tan sólo unas semanas para viajar a Barcelona, casi expresamente, para ver la exposición sobre la artista Claude Cahun en el Palau de la Virreina buscando por internet más información sobre esta muestra me he encontrado con otra artista interesante; Romaine Brooks. La cual a su vez me ha guiado hasta esta tesis de Gloria G. Durán sobre el dandysmo como práctica de transgresión de género. Como he sentido una fascinación inmediata comparto mi discubrimiento con ustedes para quien quiera pasarse largas horas enfrascadx leyendo sobre temas que normalmente no se estudian en los libros de arte. Desde aquí, nuevamente, reivindico que los microrrelatos sean los discursos educativos del presente. Realmente las ausencias de este tipo de historias( tan personales como políticas) en la enseñanza dejan de lado un aprendizaje muy importante denotando con ello que ciertos temas causen un vacío existencial y experiencial bastante preocupante.


Romaine Brooks centró su particular búsqueda de la belleza en el cuerpo andrógino. La autora Whitney Chadwick en su libro "Mujer, arte y sociedad" (mi librito adorado) habla de ella como una de las artistas (ya que no fue la única) que en el París de los años 20 pinta su autorretrato vestida de esmoquin con "facciones cansadas" quizá por el dolor que el traje masculino produce en y dentro de la figura femenina. Los tipos femeninos de Brooks son parte de una producción nueva de imágenes del cuerpo femenino a comienzos del siglo XX.


Estos temas por orden general cada vez que salen causan polémica, contradicciones, y mal entendidos. Además todo el mundo siempre se cree con el derecho de opinar sin saber precisamente de qué está opinando. No hace mucho mi colega Zelda y yo hablábamos sobre algunas "pobres incautas" que presumen, discursivamente hablando, del hecho por ejemplo de no llevar pendientes como una actitud "masculina" dentro de su femineidad, claro está.

Así mismo el dandysmo (aunque yo no lo he practicado nunca) me parece la acción performativa más transgresora para alterar y desbarajustar todo aquello sobre lo que se asienta y permuta (a la vez naturalizándose) los parámetros y ambivalencias sobre el género.



* el título que da pie a este post está tomado de la tesis del mismo nombre de Gloria G. Durán.
* la imagen es una reproducción de la obra Self-portrait (1923) de la autora plástica Romaine Brooks.