16.1.12

Grande Cahun

Hasta el 5 de febrero es posible ver en el Palacio de la Virreina de Barcelona la exposición monográfica dedicada a la artista francesa Claude Cahun.
Barcelona bien siempre merece la pena visitarla con cientos de excusas pero esta para mí ha sido perfecta aunque me quedo con pena de no poder ir a las actividades que desde la propia muestra se han generado. Una vez más, Juan Vicente Aliaga, no me ha decepcionado.





Mas allá de lo estético de su propuesta, esta artista me parece de las mejores de la vanguardia de principios del siglo XX, de las más desafiantes, de las que convirtieron su vida en una performance eterna. Me fascina como su pensamiento se inscribe en los discursos contemporáneos de la teoría queer que aún tienen vigencia en nuestros días. Cahun recalca en sus autorretratos que la sexualidad es el resultado de una construcción social, no biológica, rechazando todas las categorías construidas desde la visión hegemónica, como la homosexualidad, la transexualidad, la heterosexualidad, la bisexualidad, por constreñir y manipular la culturalidad que tienen como transfondo estas categorizaciones. Me fascina pensar que la artista experimentó todo esto en los años 20 del siglo pasado. Me aturde pensar en el propio hecho de los conflictos de esta artistas que abrieron paso a que no fuera de alguna forma aceptada para pasar más tarde, durante décadas, a ser borrada del mapa hasta 1995 cuándo Suzanne Pagé organiza su primera restrospectiva en París.

Cuántas veces al día me da por pensar en la involución de ciertos períodos históricos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario