16.1.12

obscenidades en nombre de la democracia

La presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi se ha atrevido, SE HA ATREVIDO a decir que Fraga apoyó a las mujeres para incorporarse al trabajo en política. Estaba viendo este mediodía las noticias de televisión española cuándo esta política, por llamarla de alguna manera, dijo esa letal frase a uno de los micrófonos de un periodista.

Está claro que no hay más ciegx que el que no quiere ver.
Está claro que hay a quién le interesa que las mentiras se reproduzcan como conejos, y se naturalicen y que la historia más tarde las legitime como parte del pasado y así su peso te invite a no cuestionarlo.
Está claro que de mentiras y falsedades se montó la historia con mayúscula, ésa que conocemos, ésa que nos contaron y que estudiamos en los libros ésa que contiene algunxs personajes que son pura hipocresía narrada y magnificada por aquellxs que contaron y manipularon las posibles verdades.


Mediocridad es la palabra para definir este cuadro.


Que esta señora se vaya de rositas, sin impunidad por sus palabras públicas, pateando con guantes de boxeo a las que nos consideramos feministas mostrándonos a Fraga como feminista es de un dolor sangrante extremo.


Fraga seguirá siendo ese político fascista, asesino de inocentes, misógino, homófobo que siempre fue.
Que hoy los medios de comunicación y ciertxs políticxs derechistas conservadorxs digan lo contrario obviando y naturalizado sus crímenes contra la humanidad me parece de una desinformación y un fingimiento no razonable, ni ético, ni moral.
Al parecer qué pronto se les olvida cierta parte de la historia, y a algunxs les falta tiempo para crear héroes, para agitar leyendas tan falsas que hieren. Con qué facilidad quien tiene poder apunta, dispara y crea obscenidad.

Esto señorxs es pornografía, y además, de la más cutre que conozco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario