9.4.12

Las camas dobles siempre fueron bastante bocazas

Como hace siempre que nos vamos de viaje ella reservó una habitación con cama doble.

Cuando llegamos a la casa rural la tipa al vernos nos pregunta bastante sorprendida si seguimos queriendo la habitación con cama doble o nos pone una con dos camitas.

Se crea un pequeño silencio que casi hablaba por si sólo si no fuera porque insistimos en decirle que si habíamos reservado una habitación con cama doble era porque así la queríamos. Ella nos dice que es que se había imaginado una pareja hetero.

La tipa de la casa rural ante la evidencia se pone a contarnos otras experiencias en las que había metido a dos chicas en una habitación con cama doble y una de ellas muy enfadada le había dicho que cómo era posible que no las hubiese ubicado en una habitación con camas diferentes y bla, bla, bla. Yo lucía en ese momento mi espectacular sonrisa falsa que suelo cambiar de intensidad según sea la conversación.

Me aburro.

No es la primera vez que nos pasa, por supuesto. Raro es el lugar dónde vamos a parar que o bien nos pasa este mismo caso o bien nos dan una habitación con dos camas (aún habiéndola reservado doble) con la parafernalia de una vez vista la habitación que nos ofrecen tener que bajar a pedirle otra con cama doble. Y así todo el rato.

Esto quedaría así tal cual en una mera anécdota si no fuese porque si hubiese viajado con un hombre esto nunca nos lo hubieran preguntado. Dan por hecho que si viajas con un chico y solicitas una cama doble es porque es tu pareja pero si solicitas una habitación con cama doble y viajas con tu chica la cosa PARECE no estar tan clara y surgen entonces las dudas por parte del otrx.

Yo creo que ganaríamos todxs si lxs recepcionistas de hotel, casas rurales, posadas, pensiones se dedicasen a dar lo que la gente hemos pedido en la reserva y punto.  De ahí es la historia esa de que se puede reservar con antelación ¿no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario