2.10.12

Lo que me salga del coño.


Imagínense sentadxs en un espacio dentro de un museo, una galería, una sala de exposiciones, o un teatro o una sala sin más, por ejemplo. Esperando que dé comienzo una performance. Pónganse cómodxs, o no tanto… la incomodidad también es una estupenda actitud, pero sobre todo y ante todo critiquen, analicen, relacionen, relájense, tóquense si así lo desean y si tienen tiempo y ganas pruébenlo a hacer en su casa no tiene efectos secundarios a corto plazo pero sí a largo. Igual está interesada.

Viajemos al año 1975 de la mano de la artista Carolee Schneemann. En esta performance ella salía cubierta con una sábana que más tarde se quitaba cuándo subía a una mesa dónde desnuda y manchada con tinta negra hacía énfasis en el concepto de lienzo como objeto de una obra. Aparentemente y hasta ahí, todo bien, tranquilo, sin sobresalto. Luego adoptaba poses de modelo de dibujo y leía fragmentos de su libro Cézanne, she was a great painter (1976) en el que ironizaba sobre la situación de las mujeres en la historia del arte institucional patriarcalmente hablando, evidentemente. La parte más interesante viene cuando ella lanza el libro (cuánta catarsis contenida y esparcida)  y saca de su coño deliciosamente tranquila un largo rollo de papel escrito, una vez extraído a partir de ese maravilloso ritual, ella lo lee recitando reivindicaciones de las mujeres sobre las diferentes sexualidades. ¿No me digan que no es bellísimo?

http://www.caroleeschneemann.com/

Me seduce ella como artista, me envuelve su obra y su puesta en escena, los significados de esta obra son infinitos y yo una entusiasta. Con esta acción tira por el suelo los conceptos de autoría, genio y originalidad que tanto dan que hablar al sistema de arte institucional y que a mí tanto me chirrían también. ¿Usamos dinamita ya? .Tiempo al tiempo. Por otro lado reivindica una sexualidad propia en unos años duros, mediados de los 70,  yo ni siquiera había nacido. Fíjate, que a día de hoy veo esta acción y la relaciono con lo que a veces me encuentro ahí a pie de calle, de instituto, de colegio, de colegas, de mercado o de vecindad y miro al cielo hipnotizándome con el vuelo de los pajaritos para imantar a la paciencia y no dar de comer a la úlcera.

Pienso ahora en toda la gente que diariamente me recuerda todo lo muchísimo que hemos avanzado. Yo creo que lo hacen por mi úlcera. Y con eso, piensan que nos podríamos cruzar ya de brazos. Ya está todo hecho, para muchxs, nos quejamos de vicio para otrxs. Y yo soy una insaciable para mi entorno, ¡¡Ja!! qué más quisiera yo…lo que pasa es que no puedo dejar de analizar, qué es muy distinto. Nunca es suficiente y la memoria juega todo el tiempo malísimas pasadas en el sistema-recuerdos.

En el año 1995, Carolee realizó esta misma acción pero con un grupo de siete mujeres y documentándola en un hermoso vídeo de 12 minutos realizado por María Beatty. Esta nueva versión fue titulado como Interior Scroll-The Cave dónde la artista estaba dentro de una cueva con esas siete mujeres. Cada mujer extraía el rollo de su coño con más o menos rapidez, siempre es importante disfrutar del momento y lo iba leyendo con una gran seguridad (esto es muy importante). Estaban en una cueva con todo lo que eso significa…usan el número siete con todo lo que eso también significa...y ahí lo dejo.

Me gusta la polisemia. No sé si lo he dicho ya.
 
 
 
 
La fotografia es una de las 13 que documentan la performance " Interior Scroll"  realizada en 1975. Gelatina de plata. Moderna Museet, Estocolmo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario