23.1.13

Casi siempre todo me sabe igual.


Tenía ganas de ver esta exposición pero después de visionar este vídeo se me han quitado totalmente.
http://www.rtve.es/alacarta/videos/la-tarde-en-24-horas/tarde-24-horas-cultura-24-16-01-13/1667167/
 
Ahí van unas cuantas notas que he ido tomando según lo veía, están descolocadas y a lo loco que es como va mi cabeza después de haber visto el vídeo.

La presentadora dice varias veces que les ha quedado un programa muy femenino cómo si acaso fuera un estilo, una tendencia o un traje típico. Me encantaría preguntarle que a qué se refiere exactamente con eso de programa muy femenino.  Ahora va a ser qué los programas también tienen género y yo  a estas alturas aún sin saberlo. Hay tanto desconocimiento a la hora de usar según qué términos que a veces podían informarse un poquito, sólo un poquito de lo que van a hablar. Aunque claro muchxs pensareis que no es para tanto que me excedo en las líneas y en darle a estas cosas importancia.

Me resulta también increíble que se siga usando el singular Mujer para hablar de las MUJERES en el arte. Usan el singular Mujer como si todas las mujeres fuéramos una o como si todas pensáramos igual,  o hubiésemos tenido todas las mismas experiencias, los mismos obstáculos, la misma forma de amar,  de mirar o de pensar.  Qué manía de meternos a todas en el mismo saco.

Me sorprende que en una exposición que se ha trabajado el tema de las SEXUALIDADES, ellxs en el programa hablen de sexualidad así en singular, tal cual. Todo el mundo sabemos además que la sexualidad es una, es fija, inmutable y todxs sentimos siempre y todo el rato lo mismo.

Me resulta más sorprendente que siempre se diga que LA SEXUALIDAD ha sido siempre un tema de segunda fila pero nunca hablan del por qué ha sido así y qué le ha hecho estar en segunda fila siendo algo que siempre está en nuestra cabeza de manera consciente e inconsciente.

A Rocío de la Villa le diría expresamente que el argumento de una exposición se llama discurso y que normalmente no tiene que ver con la importancia de lo visual sino con la importancia de eso mismo, es decir,  de los DISCURSOS. Evidentemente si es una exposición ya es algo visual así que es redundante.

La pregunta de la presentadora de si hay un arte femenino y un arte masculino me supera en todos los sentidos. La voy a obviar. Me aburre.

Está muy bien hablar de estadísticas y de si hay o no mujeres directoras de centros de arte, galeristas, o artistas pero si no se ponen sobre la mesa los problemas y se visualizan hasta la saciedad los impedimentos es como quien ve llover. Y así nos va. Nos encantan las estadísticas y los números pero ¿y de los problemas, los obstáculos y las imposiciones? ¿Quién habla? ¿Quién las pone sobre la mesa? ¿cómo podrían ser trabajadas? Me da además la sensación que hasta ellas mismas hablan del problema desde fuera como si a ellas no las tocase como si las mujeres fuésemos las otras, como si ellas estuviesen despersonalizadas y no se sintieran parte de la problemática que están contando. Hablan desde lo impersonal como si ellas lo hubiesen tenido todo fácil (oye, igual sí, y son unas privilegiadas, nunca se sabe; la última frase leer en modo ironía por favor)

Yo estoy en contra de las exposiciones  de arte sólo de mujeres a no ser que sean monográficas.  Sé que es un tema problemático y arduo pero pienso que exponer obras de mujeres sólo por el hecho de ser mujeres sin problematizar los discursos no es hacer crítica feminista es guetizar.

Me fascina el hecho que para hablar de mujeres artistas, Rocío de la Villa, nombre que Cristina Iglesias era la mujer de Juan Muñoz. Es decir, cuándo se trata de mujeres artistas se dice que eran mujeres de tal artista, o tal escritor, ya que todo el mundo también sabe que ellas por sí mismas no son ni están sino es de la mano de un hombre.

Y necesitaría comenzar una tesis  para abordar esa idea constante de  “objetos, documentos, piezas de arte que hablan de un UNIVERSO FEMENINO”

La presentadora es genial, comenta que están en lo que llevan de programa hablando de lucha y reivindicación y yo la verdad lo que creo después de sus palabras es que tal vez yo he visto otro vídeo porque de eso es justo de lo que no han hablado.

Rocío de la villa dice que el feminismo surge en los años 60. Y yo le preguntaría ¿Qué feminismo Rocío? ¿Cuál de todos? ¿En dónde? ¿Por qué hablar del feminismo en singular? Y ¿cómo surgió este feminismo de una piedra? ¿O ya había movimientos de mujeres anteriores….????

No estoy para nada de acuerdo con eso de que habla Rocío de la Villa de ARTE FEMINISTA sino más bien pienso en mujeres artistas feministas y de objetos artísticos reivindicativos producidos por ellas mismas.

Conviene recordar y no olvidar fácilmente que no hay UN ARTE QUE CARACTERICE AL FEMINISMO tan sólo como he escrito antes la actitud crítica de algunas artistas frente a su mundo, su contexto y sus circunstancias.

No hay que olvidar que el feminismo nunca ha sido un movimiento unitario sino un conjunto de posiciones críticas caracterizados por un continuo posicionamiento.

¡Cómo se nos olvida siempre lo fundamental!

2 comentarios:

  1. La verdad es que el discurso institucionalizado se está convirtiendo en un nosequé peligroso y anodino a partes iguales. Anyway, a ver qué nos cuentas después de verla... ;-)

    ResponderEliminar
  2. El discurso institucionalizado siempre ha tenido caspa, endogamia y culo calentito en sus sillas.

    Cada vez me gusta menos ver de todo. Queridx chinaski este es un pequeño paso para la radicalización..;)

    Pero sí, ya te contaremos!

    ResponderEliminar