15.4.13

Culturas sublésbicas en las primeras vanguardias


Intentando indagar más sobre Claude Cahun doy con el artículo “El largo (y tortuoso) camino de la diversidad” escrito por Juan Vicente Aliaga, uno de mis autores favoritos.
Las líneas de este artículo me llevan curiosamente a pensar en Berlín o mejor dicho tratar de re-pensarlo. A hacerme una idea, desdibujada claramente, de lo que en materia de libertad sexual se cocinaba en el Berlín de los años anteriores y posteriores a la primera guerra mundial. Si bien es cierto que Berlín tuvo su peso en las vanguardias primeras del siglo XX apenas yo le he prestado el tiempo suficiente y las ganas necesarias para indagar contextualmente en muchos de sus movimientos. Lo cierto es que me fascino leyendo sobre una subcultura lésbica en el Berlín de principios de siglo de la mano como digo de Aliaga, y enlazo rápidamente con Jeanne Mammen y sus acuarelas sobre mujeres lesbianas. Y pienso rápidamente como anteriormente ya había visto obras de Mammen pero que había olvidado en mi maremágnum armarizado del pasado.
Y reviso de nuevo a Hannah Höch, bueno más bien a sus fotomontajes, algunos de los cuales tan desinhibidos como la relación que mantuvo con la traductora holandesa Til Brugman. Y me fascino. Aunque la invisibilidad de ambas fue evidente para la historia del arte.
Y me fascino leyendo sobre la que está considerada como la primera película lésbica de la historia del cine, "Mädchen in uniform" (Muchachas de uniforme) (1931) dirigida por Leontine Sagan. Y me siento como una niña con zapatos nuevos. Y siento que quiero verla ya. Ahorita.
Y sigo leyendo y me encuentro con que lejos de Berlín y del otro lado del atlántico en EEUU y ya en la década de los 70 las obras más explícitamente bolleras corren de la mano de Bárbara Hammer directora de películas de contenido lésbico en tono festivo, bucólico y humorístico. ¿Dónde he estado yo sin saber de esto? Realmente hay vida más allá del bollodrama. Voy a dejar de andar en círculos-me digo-mientras continúo leyendo arropada por la perpejidad que me circunda. Y paso las páginas con alevosía y extrañamiento. Y mi cara es un poema y mis ojos delatan pupilas dilatadas.
Una vez más ninguna de ellas alcanzó la suficiente visibilidad y fueron por supuesto apartadas de los circuitos del arte y del cine.
Todo ello me asombra. Me asombra. Y me fascina a partes iguales. Me asombra cuando relaciono que no fue hasta el 17 de mayo de 1990 cuándo la Organización Mundial de la Salud excluyó la homosexualidad de la clasificación estadística internacional de enfermedades y otros problemas de salud. Y en España la ley sobre peligrosidad y rehabilitación social y su represión homosexual no fue derogada hasta 1995. Teniendo en cuenta que en el contexto español es en los 90 cuando surgen colectivos artísticos como LSD en  Madrid y en el País Vasco Erreakzioa-reacción . A lo que me pregunto de forma espasmódica ¿cuáles fueron sus modelos,  sus predecesoras? Casi siempre nos hemos mirado en otros ámbitos foráneos, como el anglosajón, pero este es otro tema con sus pesquisas histórico-socio -políticas.
Casi todas las artistas feministas españolas de los 90 tenían como base el trabajo de artistas feministas extranjeras pero ninguna española. Y esto lo enlazo con la exposición genealogías feministas que el Musac mostró este pasado verano sobre la necesidad de crear una tradición dentro de los proyectos feministas en el estado español. 

 










 

Me asombra porque todo esto me recuerda a mi pasado. Y a lo que yo misma pensaba sobre ello. Y a como me obsesioné y a como me educaron.  Y a como viví mi torturada adolescencia a mediados de los 90. Y a como mi vida es parte bucle-parte oculta-parte lucha. Y sobre todo a la importancia que presto a las luchadoras de todos los tiempos, esas mujeres que consiguieron en contextos demonizados producir imágenes, películas, dibujos, libros con lo que crear otras subjetividades ajenas a las normas hegemónicas.  Y correr con ello un riesgo incalculable pero una libertad inimaginable.
 
Me fascina.

2 comentarios:

  1. Y has localizado las películas? Yo también me muero por verlas!

    ResponderEliminar
  2. Aún no me he puesto a ello este descubrimiento ha sido tan, tan reciente que sólo es cuestión de tiempo.

    Si las localizas, sílbame!

    ResponderEliminar