15.2.16

La fotógrafa y la burguesa


Estos días de atrás he empezado a leer Nada de Carmen Laforet. Hace unos días vi la película Carol de Todd Haynes basada en la obra de Patricia Highsmith. (aún no he leído la novela que está en mi estantería aunque será la próxima)

Encuentro casualmente ciertas similitudes entre algunos de los personajes de Nada y Carol. Pero al no haber terminado la novela de Nada ni al haber leído Carol no podría escribir sobre ello sin sentirme totalmente ridícula. Pero coincidentemente hay mucho en ambas historias. ¿o será que simplemente se han enredado en el tiempo en mi cabeza?

Me gustó el ritmo pausado de la película, me enganchó su BSO y me fascinó la construcción narrativa decadente de las dos protagonistas. A modo de confesión antes da nada diré que tuve que lidiar con un irremediable instinto hipnótico; a mis ojos Blanchett es tan extraordinaria que tuve que hacer esfuerzos elefantinos por ver más allá de su cuerpazo. Pero dicho todo esto comentaré:

Lo mejor de la película es cómo está contada. Lejos del sentimentalismo romántico, lejos de esa construcción tan dada en las películas lésbicas donde los personajes son abocados por su propio lesbianismo a la locura más increíble, donde una seduce a la otra y la otra no decide sino que es arrastrada y ninguneada, donde todo es rígido, trágico, todo dramático y todo oscuro. Donde parece que el mal final, sin ningún tipo de posibilidad, está escrito desde el primer minuto de la película.

Lo realmente interesante son las redes comunicativas que entre ellas trazan más allá de las historias de cada personaje, ellas deciden lo más libremente que pueden siendo aquí donde surge lo extraordinario de dicha historia. Supuestamente ocurre en el contexto de los años 50 de EEUU. Pero si pensamos realmente fuera de la ficción ¿hasta qué punto podrían elegir las mujeres su destinos y ser dueñas de sí mismas? Supongo que la respuesta es muy fácil, para la gran mayoría sería inalcanzable, menos para determinadas señoras burguesas con suficiente dinero como Carol para no tener que depender de un señor marido. Pero en cambio Therese que no es burguesa también hace con su vida lo que quiere no lo que la sociedad parece imponerle. Ambas son mujeres que piensan por sí mismas, que no necesitan a los hombres para definirse y que pueden vivir sin ellos porque ni los necesitan ni los quieren. Transgresión. No estamos acostumbradas a verlo tan reflejado en el cine mainstream ¿Cuántas películas pasan el famoso test bedchel?

La tensión sexual que se respira en la primera parte de la película es tan alta que cuando se produce la primera escena en la que ellas se acuestan juntas por primera vez es sencillamente brutal. Con tan poco contar tanto…esa escena es terriblemente erótica y tan puritana a la vez. Una locura. Es la mezcla perfecta de explosión.

Hay otra parte digna de elogio y es el momento en que Carol decide sobre la custodia de su hija y digo decide porque decide-decidir, sin importarle ser calificada de buena o mala madre, algo que pesa aún mucho sobre nuestras conciencias y pese a que eso le suponga su pérdida. Pero es su decisión y una decisión muy difícil, quizá la más difícil de la historia.

Carol es lesbiana en los años 50 en el contexto EEUU y me pregunto ¿cómo es posible que pueda vivirlo con tanta naturalidad aun recibiendo de forma consentida sesiones de terapia con un doctor?

El final de la película es otra de las partes que me gustaría resaltar, un final abierto, grande, y posiblemente positivo que da lugar a numerosas interpretaciones. Realmente interesante.

Y para terminar, el día que el cine presente protagonistas de andar por la calle el cine será un lugar más cercano. Carol y Therese están protagonizadas por dos actrices bellas, femeninas, heteronormativas a fin de cuentas. Pese a que algunas como yo nos sintamos atraídas por ellas de una manera salvaje y sin remedio, aún queda mucho trabajo por deconstruir este tipo de personajes basados en un canon altamente dañino. Sería muy enriquecedor presentar de forma consciente otros donde se dé cabida a otras realidades más mundanas.

Por lo demás no será la primera vez que vea esta película.

No hay comentarios:

Publicar un comentario